jueves, 24 de marzo de 2011

INCLUSIÓN: TRAS LA HUELLA DE OTROS SONIDOS

He tomado estas palabras de mi amigo Carlos. A veces no son necesarias demasiadas palabras para decir lo importante. La educación es el arte es de estar, ser y vivir juntos pero para eso la relación debe estar llena de afecto, es decir afectar y ser afectado por el otro que se convierte en un nosotros.

Aquí os dejo estas líneas de Carlos Skliar para la reflexión.


"Ya casi no se conversa con los otros, ya no se conversa de otras cosas; en el mejor de los casos sólo se conversa siempre entre los mismos y siempre de las mismas cosas. El lenguaje se ha vuelto un refugio opaco de narrativas sombrías donde cada uno repite para sí y se jacta indefinidamente de sus pocas palabras, de su poca expresividad y de su incapacidad manifiesta para la escucha del lenguaje de los demás. Casi nadie reconoce voces cuyo origen no le sean propias, casi nadie escucha sino el eco de sus propias palabras, casi nadie encarna la huella que dejan otras palabras, otros sonidos, otros gestos, otros rostros".


Carlos SKLIAR
Qué cierto en los tiempos que vivimos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario